Archivo de la categoría: Medio Ambiente

El Acuerdo de París

working_with_international_partners

El pasado 30 de septiembre los ministros de la UE aprobaron la ratificación del Acuerdo de París en una reunión extraordinaria del Consejo de Medio Ambiente en Bruselas, y cuatro días más tarde, la ratificación fue aprobada por el Parlamento Europeo. Previamente, el Acuerdo había sido ratificado por 62 partes, lo que representaba el 52% de las emisiones mundiales.

full_30975

La ratificación de la UE ha sido clave para la entrada en vigor del mismo, debido a que uno de los prerrequisitos necesarios para la entrada en vigor consistía en que las partes ratificantes debían de representar al menos el 55% de las emisiones a nivel mundial. Con la ratificación de la UE este porcentaje se superó, y por lo tanto, tras transcurrir los 30 días exigidos para su entrada en vigor, el Acuerdo entró en vigor el 4 de noviembre.

ESY-006177508 - © - Dmytro Tolokonov

La UE se ha comprometido a reducir las emisiones para el 2030 a un mínimo del 40%. Sin embargo, el Parlamento Europeo es más ambicioso en cuanto a la reducción de las emisiones. Los eurodiputados instan a la UE a revisar los objetivos e instrumentos de política climática a medio y largo plazo. Asimismo, el Parlamento Europeo ha solicitado a la Comisión planear una estrategia que tenga como fin alcanzar al emisión cero para mediados de siglo. Además, para reforzar la lucha contra el cambio climático, el Parlamento considera necesario reducir las emisiones en los sectores de transporte aéreo y marítimo a través de la Organización de Aviación Civil Internacional.

Por otra parte, para cumplir los objetivos del Acuerdo de París se estima que será necesario destinar 100.000 millones de dólares para el 2020, por lo que se han sugerido nuevas fuentes de financiación, como por ejemplo, establecer un impuesto sobre las transacciones financieras o en emisiones de aviación y transporte marítimo.

FacebookTwitter

El Secreto Mejor Guardado de Comillas

Comillas es una población española que está situada en la Costa Occidental de Cantabria. Esta villa destaca tanto a nivel regional como nacional por ser declarada conjunto histórico-artístico en 1985. En ella se conservan edificios de corte clasicista montañés característico de los siglos XVII y XVIII, a la vez que edificios de finales del siglo XIX de estilo modernista catalán.

Palacio de Sobrellano / Gemma Bedia

Palacio de Sobrellano / Gemma Bedia

Entre estos últimos edificios destacan, el Palacio de Sobrellano de Joan Martorell, El Capricho de Gaudí, la capilla-panteón de los Marqueses de Comillas (Joan Martorell), la Universidad Pontificia (Joan Martorell) y el cementerio (con portada de Domenech i Montaner, y Ángel de Llimona).

Cementerio / Gemma Bedia

Cementerio / Gemma Bedia

Universidad Pontificia / Gemma Bedia

Entrada de la Universidad Pontificia / Gemma Bedia

Este conjunto arquitectónico se debe en gran medida a don Antonio López, primer Marqués de Comillas, que gracias a la amistad que le unía al rey Alfonso XII, consiguió que su majestad acudiese a la villa en verano, convirtiendo a Comillas en un lugar de veraneo atractivo para la aristocracia de la época. Por este motivo, arquitectos modernistas catalanes, como es el caso del afamado Antonio Gaudí, construyeron destacados edificios en este lugar.

Portada Casa Moro (A. Gaudí) / Gemma Bedia

Portada Casa Moro (A. Gaudí) / Gemma Bedia

La manera ideal para visitar estos edificios es seguir la “ruta modernista” que dejamos en el siguiente enlace:

http://www.comillas.es/rutas/ruta-modernista

Pero Comillas no solo tiene importancia en el campo histórico-artístico, sino que además se encuentra en un enclave natural privilegiado. Entre Comillas y San Vicente de la Barquera se encuentra el Parque Natural de Oyambre, el cual tiene una extensión de 57 kilómetros cuadrados y fue declarado Parque Natural en 1988. En este Parque Natural destacan las rías de la Rabia y San Vicente de la Barquera, sus extensas marismas, las playas y dunas de Oyambre, la playa de Merón, el monte Corona y en general el paisaje rural de verdes praderas.

Ría de La Rabia / Gemma Bedia

Ría de La Rabia / Gemma Bedia

Este Parque Natural alberga flora y fauna de gran importancia. Entre la fauna destacan las aves como el alcatraz, el cisne, la garza real, el halcón peregrino, el cormorán y la garcilla común, entre otros. También se caracteriza por una vegetación variada, como por ejemplo brezos, hinojos y juncos. Este entorno natural es ideal para hacer rutas a pie y en bicicleta. Las rutas más destacadas por su belleza y accesibilidad a todos los públicos son:
“Comillas Marinera y Monumental” y “el paseo en carril bici de Comillas a la Ría de la Rabia”.
En el siguiente enlace aparecen todas las rutas que se pueden realizar:

http://www.comillas.es/archivos/rutas-comillas.pdf

Las rías de San Vicente de la Barquera y de la Rabia son conocidas por su belleza y su espléndida conservación natural. Esta conservación natural se debe en parte al Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Para llevar a cabo la conservación de la villa de Comillas y alrededores se ha ideado un sistema de saneamiento que respete tanto el paisaje natural como arquitectónico de la villa.

EDAR y al fondo Universidad Pontificia / Fuente: Gobierno de Cantabria

EDAR y al fondo la Universidad Pontificia / Fuente: Gobierno de Cantabria

El sistema que se ha empleado es un sistema pionero en España, dado que se ha construido la primera Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) subterránea del país. Para la elección de la misma se ha tenido en cuenta la posibilidad de reducción de la infraestructura lo máximo posible, así como su versatilidad, ya que es idónea para afrontar el incremento de la población en época estival en la villa y la disminución de la misma durante temporada baja.

Interior de la EDAR / Fuente: Gobierno de Cantabria

Interior de la EDAR / Fuente: Gobierno de Cantabria

Zona agua biofiltrada

Fuente: Gobierno de Cantabria

Entre los elementos innovadores de esta EDAR cabe destacar la tecnología empleada denomina biofiltración. A través de este sistema se depuran las aguas de una manera biológica por medio de un filtro de biolita. Este filtro es una roca que está constituida por restos de organismos vegetales o animales y permite que los microorganismos se desarrollen en un soporte granular homogéneo. Este sistema de filtración proporciona una mejor descomposición de los residuos, dando lugar a productos no peligrosos.
Asimismo, la planta tiene capacidad para reutilizar el agua depurada a través del proceso de ultrafiltración, cumpliendo así la normativa europea. La EDAR no solo beneficia a la localidad de Comillas, sino que también trata las aguas procedentes de otras localidades próximas como La Rabia, Trasvía y Rubárcena, el municipio de Ruiloba y determinadas partes de Valdáliga y San Vicente de la Barquera.
El proyecto ha dado respuesta a los cambios sufridos en los últimos años en la zona costera, en la que se han incrementado los consumos industriales, así como el aumento de la población en época estival. Teniendo la capacidad de pasar de los 856 metros cúbicos diarios de aguas residuales en invierno a los 5.310 metros cúbicos en verano y con una previsión de prestar servicio a 33.000 habitantes, lo que supone un caudal de 8.790 metros cúbicos diarios de aguas residuales.

Exterior de la EDAR / Gemma Bedia

Exterior de la EDAR / Gemma Bedia

Este proyecto se ha enmarcado dentro del Plan Nacional de Calidad de las Aguas: Saneamiento y Depuración 2007-2015 elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente con la colaboración de las Comunidades Autónomas. Este Plan ha utilizado como marco de referencia la Directiva 2000/60/CE, conocida como Directiva Marco del Agua, y busca cumplir los requisitos de la Directiva 91/271CEE. El objetivo del Plan es mejorar la calidad de las aguas continentales y costeras.
El proyecto de la EDAR se ha llevado a cabo por iniciativa de la Dirección general de obras Hidráulicas y Ciclo Integral del Agua de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria. Pertenece al Programa Operativo del Fondo de Cohesión – FEDER para el período 2007 – 2013, en el que una parte del mismo incluye actuaciones específicas en el ámbito del medio ambiente centradas en materia de residuos y prevención de riesgos naturales. El programa en concreto se ha denominado: “Saneamiento y depuración en Comillas y Ruiloba: Fase EDAR” y está dentro de la “Categoría de gasto 2.54: Otras medidas para la protección del medio ambiente y la prevención de riesgos.”

El gasto total para la construcción de la EDAR ha sido de 12.547.803€, de los cuales 6.273.902€ son provenientes de fondos FEDER.

Por último, cabe destacar que las actuaciones llevadas a cabo para la consecución del proyecto han sido consideradas como “Buenas Prácticas” por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. En el siguiente enlace podéis consultar las “Buenas Prácticas” de la Comunidad Autónoma de Cantabria:

http://www.dgfc.sgpg.meh.es/sitios/dgfc/es-ES/ipr/fcp0713/c/bp/ac/ac2012/Paginas/POFEDERCantabria.aspx

Gemma Bedia Bueno

Fuente:

http://www.comillas.es

www.turismocomillas.com

http://www.dgfc.sgpg.meh.es

http://www.cantabria.es

http://www.federcantabria.es

http://www.magrama.gob.es

FacebookTwitter
españaue

¡España a la cabeza de las inversiones del Plan Juncker!

Aunque quede mucho camino por recorrer, España es el cuarto país de la UE que más proyectos se “ha llevado” en el marco del ‪#‎PlanJuncker‬, tan sólo superada por Italia, Francia y Reino Unido.

Aquí podréis encontrar un documento con el estado de la inversión a día 13 de enero de 2016 y los Proyectos Españoles en el Plan Juncker en cuanto a infraestructura (en los sectores de la energía y el transporte), en innovación y en financiación para pequeñas y medianas empresas.

La empresa Grifols Biociencia I+D en investigación para combatir el alzheimer, la empresa Redexis en el sector del gas, la multinacional Abengoa para investigación medioambiental o PYMEs como Abac Solutions, Inveready Venture Finance o BeAble Innvierte KETs han sido, entre otros, los seleccionados para recibir financiación de la Comisión.

FacebookTwitter
10 priorities eng

LAS 10 PRIORIDADES DE LA COMISIÓN EUROPEA

El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, en la exposición de sus orientaciones políticas en su discurso como candidato a la presidencia de la Comisión Europea en Estrasburgo el 15 de julio de 2014 expuso las que posteriormente se transformarían en las 10 prioridades de la Comisión Europea.

Estas 10 prioridades de la Comisión Europea nacen del deseo del Presidente Juncker de “reconstruir puentes” en Europa tras la crisis para, entre otros muchos objetivos, recuperar la confianza de los ciudadanos europeos. Su agenda política, además de concentrarse en estas diez áreas, destaca la importancia del análisis de resultados concretos para la evaluación de la inversión de fondos europeos.

En detrimento de la concentración en objetivos tan concretos, los estados miembros responderán de manera efectiva a las necesidades políticas que se sobrevengan en otros ámbitos, tanto a nivel local como regional o nacional haciendo uso de su soberanía.

La Unión Europea se encuentra en un momento muy decisivo en que debe enfrentarse a nuevos desafíos: el trabajo en cuanto a la creación de empleo, las políticas de crecimiento y estabilidad, la lucha contra el desempleo juvenil, la defensa del Estado de Derecho y, por último pero no menos importante, la creciente preocupación sobre el cambio climático entre ellos.

 European Commission President Jean-Claude Juncker gives a joint news conference with European Parliament President Martin Schulz at the European Commission headquarters prior to an extraordinary summit in Brussels

Quiero una Unión Europea que se crezca ante a los objetivos más ambiciosos, y que sea más comedida en cuanto a las cuestiones de menor importanciaJean Claude Juncker, en su discurso como candidato a la presidencia de la Comisión Europea en Estrasburgo el 15 de julio de 2014.

 

En blog Cantabria Europa nos concentraremos las 10 prioridades de la agenda política del presidente Juncker durante los próximos meses, tanto en su contenido como en las noticias de actualidad que se generen alrededor de su diseño e implementación. Estas prioridades son las siguientes:

  1. Empleo, crecimiento e inversión

La primera prioridad del Presidente de la Comisión será reforzar la competitividad de Europa y estimular la inversión de cara a crear empleo. El presupuesto de la UE y del Banco Europeo de Inversiones (BEI) debe utilizarse para estimular la inversión privada en la economía real con inversiones más inteligentes y dirigidas al logro de objetivos específicos, menos reglamentación y más flexibilidad. Se estima una movilización de hasta 300 000 millones de euros de inversión pública y privada adicional en la economía real en tan sólo tres años.

  1. Mercado Único Digital

Para aprovechar las grandes oportunidades que ofrecen las tecnologías digitales se darán pasos adelante para romper las barreras nacionales en materia de regulación de las telecomunicaciones, de legislación de derechos de autor y protección de datos, de gestión de las ondas de radio y de aplicación del Derecho de la competencia.

  1. Unión de la Energía y Clima

Ante la fuerte dependencia de Europa de las importaciones de gas y de combustible, se reformará y reorganizará la política energética de Europa en una nueva Unión Europea de la Energía donde se pongan en común los recursos propios, se combinen las infraestructuras y se una la capacidad de negociación de los Estados miembros frente a terceros países.

  1. Mercado Interior

La Comisión aprovechará la fortaleza del mercado único para mantener y reforzar una base industrial sólida y de alto rendimiento para el mercado interior, pues sería ingenuo creer que el crecimiento en Europa podría basarse exclusivamente en los servicios.

  1. Unión Económica y Monetaria

La reforma de la Unión Económica y Monetaria está destinada a la preservación de la estabilidad de la moneda única y fomento de la convergencia de las políticas económicas, presupuestarias y del mercado laboral de los Estados miembros

Asimismo, y ante la pausa de la crisis económica, se aprovechará para consolidar y complementar las medidas sin precedentes adoptadas hasta ahora, simplificarlas y hacerlas más legítimas desde el punto de vista social.

  1. Acuerdo de Libre Comercio UE-EEUU

El Acuerdo de Libre Comercio de UE-EEUU consiste en la negociación de un acuerdo comercial razonable y equilibrado con los Estados Unidos de América, en un espíritu de transparencia y beneficios mutuos y recíprocos.

  1. Justicia y derechos fundamentales

Se defenderá, en el ámbito de competencia de la UE, el Estado de Derecho y los derechos fundamentales de la Carta de Derechos de la UE teniendo en cuenta la diversidad cultural y constitucional de los veintiocho Estados miembros. Asimismo, se completará la adhesión de la Unión al Convenio Europeo de Derechos Humanos.

  1. Migración

Se elaborará una nueva política común de asilo que es, por encima de todo, un imperativo humanitario. Es deseo de la Comisión impulsar una nueva política europea en materia de migración legal, revisar la legislación sobre la «Tarjeta Azul» y afrontar más firmemente la migración irregular

  1. La UE: actor en el escenario mundial

Para crear una Europa más fuerte en política exterior, se trabajará por una Europa más potente en materia de seguridad y defensa. Si bien es cierto que Europa es esencialmente una potencia sólida, ni la más sólida de las potencias puede funcionar a largo plazo sin algunas capacidades de defensa integrada

  1. Cambio democrático

La intención es mantener con el Parlamento un diálogo político y para nada tecnocrático, enviando sistemáticamente representantes políticos de la Comisión a las negociaciones tripartitas importantes y animando al Consejo a hacer lo mismo. Además se aumentará la transparencia en los contactos con los interesados y los representantes de los grupos de presión, siendo ésta información relevante para los ciudadanos.

10 priorities eng

Una vez introducidas las 10 prioridades de forma breve, dedicaremos las siguientes entradas del Blog Cantabria Europa a profundizar en cada una de ellas y a anunciar el progreso del trabajo en estas áreas, con comunicaciones oficiales como la del presidente Juncker en el último discurso del Estado de la Unión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FacebookTwitter

SEMANA EUROPEA DE LA MOVILIDAD (SEM)

La Semana Europea de la Movilidad (SEM) es una campaña de sensibilización anual cuyo objetivo es fomentar un uso sostenible del transporte en las zonas urbanas. Se pretende lograr que más y más ciudadanos europeos viajen de manera “inteligente”, a pie, en bicicleta y en transporte público. Al elegir entre medios de transporte más sostenibles que el coche privado, los ciudadanos pueden influir positivamente en su salud y en la preservación del medio ambiente.

Del 16 al 22 de septiembre, más de 2.000 ciudades de toda Europa se registran en la campaña y contribuyen a la difusión del lema elegido para ese año. Desde su puesta en marcha en 2002, el objetivo es animar a las autoridades locales europeas a introducir e incentivar medidas de transporte sostenibles e invitar a los ciudadanos a probar alternativas al uso del coche.

El lema de la Semana Europea de la Movilidad 2015 diceElige. Cambia. Combina.y se centra en un uso multimodal de los medios de transporte, teniendo en cuenta todas las posibilidades y combinaciones posibles para hacer de nuestros trayectos una actividad eficiente, sostenible y que se aleje de la monotonía.

 

247194_10154143606513975_1499318056143812020_n

In Europe, we spend a shocking amount of time stuck in traffic. The stress is bad for the heart, but it is also bad for the lungs. The levels of air pollution and the impact on your health is irrefutable. Let’s not just splutter and choke about the terrible traffic. Help reduce it! European Green Capitals show the way with transport networks that create a more vibrant, liveable environment. Whether it’s cycling to school, carpooling to work or getting the bus to college, we should try to live by the ideal – ‘if we can, we should.” Karmenu Vella (Commissioner for the Environment, Maritime affairs and Fisheries).

“En Europa empleamos una cantidad impactante de tiempo paralizados por el tráfico. El estrés no sólo es nocivo para el corazón, si no para los pulmones también. Los niveles de contaminación en el aire y su impacto en la salud son indiscutibles. No nos limitemos a quejarnos sobre las inconveniencias del tráfico. ¡Contribuyamos a reducirlas! Los “European Green Capitals” muestran maneras de crear mejores redes de transporte, más vibrantes e integradas con el entorno. Bien sea coger la bicicleta para ir a la escuela, compartir coche para llegar al trabajo o tomar el autobús para asistir a la universidad, debemos intentar vivir de la mejor manera. ´Si puedes, debes`.” Karmenu Vella (Commissioner for the Environment, Maritime affairs and Fisheries).

La SEM culmina con el “Día sin coches” en que las ciudades participantes acondicionan ciertas áreas para el uso de peatones, ciclistas y transporte público únicamente. Asimismo, se hace entrega de los “Sustainable Mobility Awards” a las ciudades cuyas autoridades locales hayan sensibilizado a la población e implementado medidas que contribuyan en mayor medida a la transición hacia un uso de los medios de transporte más sostenible.

 

LAS EXTERNALIDADES POSITIVAS DE LAS INICIATIVAS SEM

En economía se entiende por “Externalidad” al efecto indirecto de una actividad de consumo o producción en el resto de la sociedad. Por ejemplo, una externalidad negativa de la producción de muebles es la reducción del oxígeno disponible, debido a la tala de árboles. El aumento de clientela en restaurantes y hoteles es una externalidad positiva de la celebración de un concierto o un partido de fútbol en una ciudad determinada.

El uso responsable de los medios de transporte trae consigo múltiples externalidades positivas que pueden ser determinantes a la hora de conseguir un cambio en nuestros hábitos. Factores como el ahorro económico o la optimización de la duración de los desplazamientos pueden ser argumentos tan poderosos como el ahorro energético, el respeto al medio ambiente o las mejoras en la salud.

Ahorra en tiempo y… ¡Ponte en forma!

Recorrer los trayectos de menos de 3 kilómetros caminando o en bicicleta pueden llevarnos menos tiempo que utilizando los medios de transporte convencionales. Además, si vamos con niños, un monopatín o los patines pueden hacer el recorrido muy entretenido.

Al aprovechar los desplazamientos para hacer algo ejercicio no sólo mejoramos nuestra salud individual, si no que -de manera indirecta- mejoramos la calidad del aire que respiramos como sociedad.

Comparte el coche.

En los últimos años, hemos asistido a la popularización de servicios online que ponen en contacto a aquellos que buscan compartir vehículo. El uso extendido de estas aplicaciones para dispositivos móviles y páginas web ha revelado un medio de transporte alternativo que, además ahorrar en contaminación por trayectos de media / larga distancia, complementa la disponibilidad horaria de los servicios regulares de transporte y, en algunos casos, es más económico para el usuario.

Para los trayectos de corta distancia, existen Aplicaciones específicas para terminales móviles que permiten compartir el coche en trayectos breves en ciudad. Se ofrece un servicio de mapas interactivos que muestran tanto demandantes como proveedores de transporte. Este sistema ha tenido especial acogida por sus externalidades positivas en grandes metrópolis donde la criminalidad en taxis es muy elevada.

De la misma manera y sin un soporte tecnológico, si se lleva en coche a los niños a la escuela todos los días, es aconsejable poner en marcha la iniciativa de coche compartido con otros padres. No solo cuidarás el medio ambiente, si no que dispondrás de más tiempo libre y reducirás costes en gasolina.

Mantén las ruedas bien infladas

El correcto mantenimiento de la presión en las ruedas del vehículo tiene múltiples consecuencias positivas. Al reducirse el desgaste del dibujo de los neumáticos, aumenta su duración y se ahorra en cambios de neumático tempranos.

Una presión inferior a la recomendada también incrementa el consumo de combustible, que afecta de manera directa tanto al ahorro energético del medio ambiente como al ahorro económico del usuario. Asimismo, al cambiar con menos frecuencia de ruedas, se ahorra en petróleo necesario para su fabricación.

De manera preventiva, para mantener los neumáticos en buen estado se recomienda revisar la presión una vez al mes.

Reduce la velocidad

Al conducir el coche de manera constante y sosegada, no sólo ganamos en seguridad en la circulación, si no en ahorro: los acelerones y frenadas de última hora aumentan el consumo de combustible.

La restricción de velocidad a 30 km/h en el interior de algunos núcleos urbanos tiene como objeto estos efectos. Además, al reducir la velocidad se contribuye a facilitar la coexistencia segura de vehículos con peatones y ciclistas.

dtrm-banner-402X268px-without_text

FacebookTwitter

POLÍTICA DE MEDIO AMBIENTE

La política medioambiental europea se basa en los principios de cautela, prevención, corrección de la contaminación en su fuente y «quien contamina paga». Los programas de acción plurianuales en materia de medio ambiente fijan el marco de las acciones futuras en todos los ámbitos de la política de medio ambiente. Se integran en estrategias horizontales y se tienen en cuenta en las negociaciones internacionales en materia de medio ambiente. Además, su aplicación es esencial.

 

Esta política aparece regulada en los Artículos 11 y 191 a 193 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). La UE es competente para actuar en todos los ámbitos de la política de medio ambiente, como la contaminación del aire y el agua, la gestión de residuos y el cambio climático. Su ámbito de actuación se ve limitado por el principio de subsidiariedad y por el requisito de unanimidad en el Consejo en los ámbitos de asuntos fiscales, ordenación territorial, utilización del suelo, gestión cuantitativa de los recursos hídricos, elección de fuentes de energía y estructura del abastecimiento energético.

La política medioambiental de la UE se basa en los principios de cautela, prevención, corrección de la contaminación en su fuente y «quien contamina paga». El principio de precaución es una herramienta de gestión del riesgo a la que puede recurrirse en caso de incertidumbre científica sobre una sospecha de riesgo para la salud humana o el medio ambiente que se derive de una acción o política determinada. Por ejemplo, para evitar daños a la salud humana y al medio ambiente en caso de duda sobre los efectos potencialmente peligrosos de un producto, pueden darse instrucciones de detener la distribución de tal producto o retirarlo del mercado si las dudas persisten tras una evaluación científica objetiva. Estas medidas han de ser no discriminatorias y proporcionadas y revisarse una vez se disponga de más información científica.

El principio de «quien contamina paga» se aplica por medio de la Directiva sobre responsabilidad medioambiental (DRM), cuyo objetivo es prevenir o poner remedio a los daños medioambientales causados a especies protegidas y hábitats naturales, el agua y el suelo. Los operadores que realizan determinadas actividades profesionales, como el transporte de sustancias peligrosas, o actividades que implican vertidos a las aguas, deben tomar medidas preventivas en caso de amenaza inminente para el medio ambiente. De haberse producido ya el daño, están obligados a tomar las medidas adecuadas para remediarlo y a pagar los costes. El ámbito de aplicación de la Directiva se ha ampliado en tres ocasiones para incluir la gestión de residuos de extracción, la explotación de emplazamientos de almacenamiento geológico y la seguridad de las operaciones de extracción de petróleo y gas, respectivamente.

Además, la integración de consideraciones medioambientales en otros ámbitos políticos de la UE, aspecto que apareció por primera vez a raíz de una iniciativa del Consejo Europeo celebrado en Cardiff en 1998 (el «proceso de Cardiff»), ha pasado a ser un importante concepto en las políticas europeas (ahora consagrado en el artículo 11 del TFUE). En los últimos años, la integración de la política medioambiental ha alcanzado, por ejemplo, avances significativos en el ámbito de la política energética, tal como se refleja en el desarrollo paralelo del paquete de la UE sobre el clima y la energía o en la Hoja de ruta hacia una economía hipocarbónica competitiva en 2050, en la que se estudian maneras rentables de hacer que la economía europea sea más respetuosa con el clima y consuma menos energía. Esto demuestra cómo los sectores responsables de las emisiones en Europa (generación de energía, industria, transporte, edificios y construcción, así como la agricultura) pueden contribuir a la transición a una economía hipocarbónica en las próximas décadas.

 

Dentro de la política medioambiental encontramos acciones más concretas relacionadas con sectores específicos, como pueden ser:

 

  • El cambio climático y el medio ambiente

 

La lucha contra el cambio climático es un elemento fundamental del programa medioambiental de la Unión Europea y se está integrando cada vez más en otras políticas, como la energía, el transporte, la agricultura y el desarrollo regional. El objetivo de la política climática de la UE es limitar el calentamiento del planeta a 2° C sobre los niveles térmicos medios de la era preindustrial. La UE se compromete a reducir, hasta el año 2020, las emisiones de gases de efecto invernadero al menos un 20 % respecto a los niveles de 1990, a mejorar la eficiencia energética en un 20 % y a aumentar la parte de las energías renovables hasta alcanzar el 20 % del consumo final. Además, para 2030 se han establecido otros objetivos ambiciosos. Un mecanismo fundamental para la lucha contra el cambio climático es el Régimen Comunitario de Comercio de Derechos de Emisión (RCCDE).

 

  • La biodiversidad, la naturaleza y el suelo

 

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de 1992 supuso un gran paso hacia la conservación de la biodiversidad y la protección de la naturaleza gracias a la adopción del Convenio sobre la Diversidad Biológica. En 2011 la UE se comprometió a detener la pérdida de biodiversidad y la degradación de los servicios ecosistémicos en la UE para 2020. Sin embargo, todavía no se han alcanzado otros objetivos establecidos en la Directiva sobre hábitats y en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). Desde 1992 LIFE ha sido el instrumento financiero más importante para la protección de la biodiversidad en la UE.

 

  • La protección y la gestión de las aguas

 

El agua es esencial para la vida de los seres humanos, los animales y las plantas, así como un recurso indispensable para la economía; su protección y gestión trascienden de las fronteras nacionales. La legislación sobre aguas de la UE cambió a partir de la adopción en 2000 de la Directiva marco sobre el agua (DMA), que introdujo un enfoque global para la gestión y la protección de las aguas superficiales y subterráneas basado en las cuencas hidrográficas. Complementan a la DMA varios acuerdos internacionales y actos legislativos relacionados con la contaminación, la calidad y la cantidad de las aguas.

 

  • La contaminación atmosférica y acústica

 

La contaminación atmosférica perjudica a nuestra salud y al medio ambiente. Aunque son muchas sus fuentes, procede principalmente de la industria, el transporte, la producción de energía y la agricultura. Una nueva estrategia de la Unión en materia de calidad del aire persigue el pleno cumplimiento de la legislación vigente sobre la calidad del aire para 2020 y fija nuevos objetivos a largo plazo para 2030. Por otra parte, el tráfico y la actividad industrial, ambos en aumento, suelen provocar contaminación acústica; este tipo de contaminación también puede perjudicar a la salud humana. La Directiva sobre el ruido ambiental contribuye a determinar los niveles de ruido en el interior de la Unión y a la adopción de las medidas necesarias para reducirlos a valores aceptables. Existe asimismo legislación específica sobre las emisiones sonoras procedentes de fuentes concretas.

 

  • La eficiencia de los recursos y los residuos

 

El uso que se hace hoy en día y que se ha venido haciendo en el pasado de los recursos se ha traducido en altos niveles de contaminación, la degradación del medio ambiente y el agotamiento de los recursos naturales. La Hoja de ruta hacia una Europa eficiente en el uso de los recursos debería cambiar esa tendencia, ya que expone cómo podemos transformar la economía de la UE en una economía sostenible para el año 2050. La política de la UE en materia de residuos tiene una larga historia y, tradicionalmente, se ha centrado en una gestión de residuos más sostenible desde el punto de vista ambiental. La nueva agenda, basada en la eficiencia de los recursos, incluirá una revisión de los objetivos clave establecidos en la legislación de la UE en materia de residuos.

 

  • Consumo y producción sostenibles

 

El crecimiento sostenible es uno de los objetivos fundamentales de la Unión Europea. Ante la escasez mundial de recursos naturales, «hacer más con menos» ha pasado a ser el principal reto de productores y consumidores. Para hacer frente a este desafío, la Unión ha puesto en marcha una amplia gama de políticas e iniciativas en pos de un consumo y una producción sostenibles. Estas tienen como objetivo mejorar el rendimiento medioambiental global de los productos a lo largo de todo su ciclo de vida, estimular la demanda de mejores productos y tecnologías de producción y ayudar a los consumidores a tomar decisiones con conocimiento de causa.

 

  • Los productos químicos

 

La legislación de la Unión Europea sobre productos químicos está orientada a proteger la salud humana y el medio ambiente y evitar las barreras al comercio. Está compuesta de normas que regulan la comercialización y el uso de distintas categorías de productos químicos, de un conjunto de restricciones armonizadas sobre la introducción en el mercado y la utilización de determinadas sustancias y preparados peligrosos y de normas que regulan los accidentes graves y las exportaciones de sustancias peligrosas. El principal logro de la Unión es el Reglamento REACH, que regula el registro, la evaluación y la autorización de tales sustancias, así como las restricciones que puedan aplicarse a ellas.

 

El Parlamento Europeo desempeña un importante papel en la definición de la legislación de la UE en materia de medio ambiente. A lo largo de su séptima legislatura (2009-2014), el Parlamento, colegislador junto con el Consejo, ha adoptado, entre otras cosas, legislación sobre emisiones de vehículos e industriales, residuos electrónicos y bolsas de plástico, traslado ilegal de residuos y desguace de viejos buques.

 

Además, el Parlamento ha reconocido en reiteradas ocasiones la necesidad de mejorar la aplicación como prioridad clave. En una Resolución de 2013 sobre «sacar el mejor partido de las medidas ambientales de la UE: instaurar la confianza mediante la mejora de los conocimientos y la capacidad de respuesta», criticó el nivel insatisfactorio de aplicación de la legislación medioambiental en los Estados miembros y formuló varias recomendaciones para lograr una aplicación más eficaz, como la difusión de mejores prácticas entre Estados miembros y entre autoridades regionales y locales. En su posición sobre el actual Programa de Acción en Materia de Medio Ambiente (que se prolongará hasta 2020), el Parlamento subrayó también la necesidad de hacer cumplir con mayor rigor la legislación de la UE en materia de medio ambiente. Insistió en que el Séptimo Programa de Acción en Materia de Medio Ambiente «contribuirá a un nivel elevado de protección del medio ambiente y a la mejora de la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos». También pidió una mayor seguridad de la inversión que respalda la política medioambiental y esfuerzos para combatir el cambio climático, así como que se preste una atención mayor y mejor a las consideraciones medioambientales en otras políticas.

 

En una Resolución de 2010, el Parlamento consideró que los aspectos medioambientales de la Estrategia UE 2020 son en términos generales demasiado débiles y se han de reforzar y pidió que se fijen metas medioambientales claras y mensurables «dentro de los principales objetivos de la estrategia, esforzándose por detener la pérdida de biodiversidad».

 

Recientemente, el Parlamento ha aprobado una actualización de la Directiva sobre las evaluaciones de impacto ambiental para clarificar el texto, incluir la biodiversidad y el cambio climático y garantizar que las autorizaciones de proyectos no estén sujetas a conflictos de intereses. En el marco de las negociaciones con el Consejo, el Parlamento logró elevar los niveles de calidad para proteger la salud humana y el medio ambiente. Aunque tuvo que ceder por lo que se refiere a las evaluaciones de impacto ambiental obligatorias para la extracción y exploración de gas de esquisto, los riesgos para la salud humana o el medio ambiente deberán tenerse en cuenta en relación con los nuevos proyectos en el ámbito del gas.

¡Os esperamos en próximas entradas!

 

FacebookTwitter